lunes, 4 de junio de 2012

Agotado hasta el cansancio solo el fue capaz de verme arrodillado al tiempo, rendido y exhausto. Descansando los brazos de aquel amor que mis ojos no ven.. que mis manos no llegan a tocar y mi odio no llegan a escuchar. pero que mi corazon ama y guarda ese sentimiento esperando que vuelva ese calido florecer de primavera.